Debemos este importante descubrimiento a la Dra. Elaine Aron.  Descubrir este rasgo de la personalidad de las personas altamente sensibles y que esté avalado por información científica, hace que mucha gente entienda y acepte este rasgo tan especial. Afecta tanto a mujeres como a hombres aunque parece que la proporción femenina es más elevada.

QUÉ ES UNA PERSONA ALTAMENTE SENSIBLE

Es una persona que presenta UN RASGO DE PERSONALIDAD. SER PAS NO ES CONDIDERADO TRASTORNO DE PERSONALIDAD.

Debemos diferenciar de manera clara lo que es un PAS y lo que no lo es. Puede haber mucha confusión con respecto a la delimitación del rasgo. Según Aron,  tenemos cuatro características esenciales para estar seguros de que tenemos este rasgo. Tienen que cumplirse las cuatro o no estaríamos hablando de PAS. Éstas son:

1. Se siente la vida con mucha emocionabilidad:

La persona se emociona fácilmente ante cualquier estímulo, ya sea positivo o negativo. Se estremecen ante la visión de algo bello, ante un acontecimiento alegre, de la misma manera que sienten con mucha intensidad la tristeza, añoranza, impotencia, frustración…Son personas con una gran empatía, ya que logran sentir lo que les puede estar pasando a otros, a veces como si fuese propio.

2. Exceso de procesamiento de estímulos:

Se procesa la información de una manera muy intensa y profunda. Cualquier acontecimiento externo puede afectar de manera sobredimensionada. Son personas que dan muchas vueltas a las cosas, generando gran preocupación por acontecimientos que pueden o no estar pasando.

3. Sobreestimulación de lo que reciben sensorialmente:

Pueden sentirse abrumados cuando reciben mucha información a través de todos los sentidos. Les llega de forma indiscriminada la tensión del ambiente donde están y la emoción que eso les suscita. Podríamos decir que no hay un filtro «protector» que haga que se centren en una u otra cosa. Perciben todo de manera automática con la consiguiente sensación de agobio. Pueden ser más propensos a desarrollar trastornos de ansiedad y obsesivos.

4. Excesiva sensibilidad al estado emocional de otros:

Además de la elevada sensibilidad sensorial, estas personas se afectan mucho de los estados emocionales de la gente que les rodea. También captan las pequeñas sutilezas como cambios en una habitación, cambios en el aspecto de alguien y en general, de todo su entorno.

Aparte de estas cuatro características esenciales, tenemos otras que la persona altamente sensible puede también presentar, PERO QUE NO LA DEFINEN. Éstas, podemos tenerlas pero no estaríamos dentro de ser PAS.

NO ES CONSIDERADO PAS:

Una persona susceptible:No se considera PAS el que la persona se tome a mal las cosas fácilmente.

Tener un Trastorno de Personalidad:Se puede llegar a confundir. No hace falta ser PAS para desarrollar un TP.

Ser introvertido:Aunque la mayor parte de los PAS sean introvertidos, también los hay que son muy abiertos y sociables.

Sufrir alguna enfermedad autoinmune.

Tener alta capacidad.

Ser espiritual o vidente.

CÓMO CUIDARTE SI ERES PAS

En terapia te ayudamos a…

Lo primero, entender que no eres «raro», «exagerado» o «friki». Las etiquetas que han ido asociadas a este rasgo lo único que hacen es falsear y crear sentimientos de culpa en estas personas, aparte de sentirse incomprendidos. Tener este rasgo te abre a sentir la vida de manera excepcional.

Aprende a gestionar las emociones. Aceptarte tal y como eres puede llevarte a descubrir maravillosas capacidades. Al saber escucharte puedes atender tus necesidades para llegar a un equilibrio emocional.

Fuera culpas por cuidarte. Si los demás no entienden que necesitas tus tiempos de descanso y desconexión, no es tu problema. Es primordial la «desintoxicación» del exterior.

No ocultes que eres PAS. Es bueno que tu entorno comprenda lo que te pasa y cómo sientes las cosas.

Protégete del estrés. Es tu mayor enemigo.

Pon límites a los demás. Una de las cosas que sufren estas personas, es la dificultad para decir NO cuando se trata de ayudar o apoyar a otros. A veces el entorno se «aprovecha» de la enorme capacidad empática de los PAS.

Come bien y sobre todo, duerme lo necesario. El descanso es primordial. Haz algún tipo de relajación para desconectar todos los días.

Siéntete bien con quien y cómo eres. ERES BELLO/A.

Mariam Mascías. Emerge Psicólogos