Hay momentos en nuestra vida en que nos sentimos sobrepasados por los problemas y no somos capaces de gestionar las emociones que nos suceden y nos desbordan, es en ese momento cuando debo acudir a un profesional de la salud mental, un psicólogo o psicóloga.

¿Si voy al psicólogo es que estoy loco?

Rotundamente NO. Socialmente en algunas ocasiones de muchos es creído que acudir a un psicólogo o psicóloga es motivo de que no estamos en nuestros cabales o estamos locos. Afortunadamente, este estigma está cambiando y el acudir a un profesional de la salud mental, es una herramienta que debemos tener muy en cuenta si no podemos solos o si hay emociones que creemos no poder soportar.

Acudir a terapia, siempre es una muy buena opción, cuando no nos sentimos a gusto con nosotros mismos, ya sea física o mentalmente.

Iniciar un proceso terapéutico, es de valientes. Todos tenemos una coraza mayor o menor, y levantarla o quitárnosla, no sólo nos puede dar vergüenza, sino que también nos puede causar miedo. El primer paso, decidir acudir a terapia, es el paso más difícil. Una vez contactamos con el profesional, es importante que nos sintamos en conexión con él o ella, puesto que al ser un proceso psicológico, la confianza y la conexión que establezcamos, será fundamental para el éxito de la terapia.

¿En qué me puede ayudar un psicólogo?

Un psicólogo no sólo nos puede ayudar en un proceso depresivo, a mejorar nuestra autoestima o a rebajar nuestra ansiedad o estrés. También nos ayuda a mejorar nuestra percepción de imagen corporal, nos enseña a relacionarnos con los demás (incluida nuestra propia familia, pareja, hijos, padres…). Nos enseña asertividad y a comunicarnos de una forma más sana y positiva para nuestra salud mental y autoconcepto. Nos ayuda a trabajar y deshacer traumas que nos limitan o nos empañan nuestro día a día, entre otras muchas cosas.

Las posibilidades donde un psicólogo nos puede ayudar son infinitas, pero eso sí, se trata de nuestra salud. Igual que no acudiríamos a alguien que ha hecho un cursillo de cirugía para que nos operara, no acudamos a aquellos pseudo-profesionales, que haciendo un cursillo nos traten nuestros problemas en terapia, ya que las consecuencias para nuestra salud mental pueden ser realmente muy negativas.

 

Maribel Manso

Emerge Psicólogos